viernes, 6 de mayo de 2011

Leli no contesta, Leli no aparece

Bien, intentaré ser muy breve, porque aunque hay mucho que contar, no tengo tiempo. Por partes.

Anoche le dije a Agustín que no podría ir al Country y mantuve una entrevista con Faustino (Verdaderódromo). Fuimos a cenar al Isidro. La tal Laura Gómez (que no es su verdadero nombre, claro), la que me hizo las fotos hace unos días mientras follábamos, ha resultado ser la ex de este tío. Esas fotos han llegado a su poder, porque su ex parece ser que las ha hecho para darle celos. Me ha preguntado si testificaría contra su ex para conseguir la custodia de su hija. Le he contestado que no era momento para pensar en eso.

Y no es momento sencillamente porque Faustino también es el jefe de mi hermana Leli. Y Leli ha tenido acceso a las fotos desde el jueves día 28. El mundo está empezando a dejar de sorprenderme. Lo peor, no obstante, no es esto. Lo peor es que ni su jefe ni yo podemos localizar a Leli de ninguna manera. Dice que la puso a investigar sobre una delegación comercial china que se había echado atrás en no sé qué negocio, concretamente el viernes 29, un día después de reconocerme, seguro, en las fotos. Faustino dice que ahora comprende su azoramiento, que él achacaba a cosas del trabajo, al tema de los chinos.

Mientras cenábamos, también hemos comentado lo de las luces de ayer por la mañana y me ha explicado que los pájaros están teniendo un comportamiento muy raro, y que tal vez esté relacionado. De hecho lo hemos comprobado, porque no han dejado de piar en los árboles en toda la noche. Cuando nos hemos sincerado un poco más delante de unas copas, le he contado lo del tipo de los billetes 50 euros. Dice que a él también le están pasando cosas muy extrañas. Y me ha hablado de hidalgocinis, una especie de vidente que ha conocido. A mí me suena haberlo visto pululando por los blogs, siempre con cosas increíbles. He recordado que fue él quien me dijo lo de los túneles y al día siguiente, sin saber por qué, me fui a la Cueva y me pasó lo que ya sabéis. Hemos llegado a la conclusión de que este tío es el que nos está aglutinando alrededor de su blog y de su persona. Incluso me ha dado la impresión de que Faustino sabe más de lo que me ha contado.

Por ahora lo esencial es localizar a Leli. Que haya visto las fotos me parece secundario. Hoy hace una semana que no contesta al móvil. Si no aparece iré a la policía, aunque es evidente que al jefe de mi hermana no le hará gracia por lo de la ex y la custodia. Faustino me ha dicho que a las 13 horas (dentro de un rato) me espera en el Monterrey: iremos a Madrid a buscar a Leli. Ya he llamado a Agustín y le he dicho que no cuente conmigo. Leli sigue sin contestar.

6 comentarios:

hidalgocinis dijo...

Estimado amigo.
Me deja usted preocupado con estos sucesos. Por favor, avisen cuando sepan algo de su hermana y si necesitan alguna ayuda.
Un saludo.

Iara dijo...

Andres , como estás ? Te vengo agradecer que seas mi seguidor, muchas gracias, todavia trabajo duro en el blog en espanol, pero alla vamos! Me gusto mucho tu casa, ya pasare más veces.Saludos desde Brasil!

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Fui a buscar el fajo de billetes -manchados de sangre- de 50 euros, y alguien se me adelantó. ¿Hay pistas de la fetichista y las fotos?
Te sigo...

Blanca dijo...

Osea que hay más gente que ha notado que los animales están raros y que se han vuelto agresivos. Yo lo pude comprobar el otro día en el jardín de mi casa, pensé que estaban nerviosos por alguna razón sencilla.

Comprendo que esté preocupado por tu hermana, es raro que se haya ido sin decir nada. Ten cuidado y suerte en la búsqueda

Vientos de locura dijo...

Es verdad lo que contas en tu blog? es escalofriante! muy raro, y parece que se da en todo España...

Por acá (Argentina) no han pasado cosas raras, o no que yo sepa, yo vivo en una burbuja :)

Un abrazo!

andy dijo...

LARA: Gracias, Lara, espero que sigas esta investigación. Pasarán cosas.

JULIO: veo que has comprendido que lo que está pasando no es normal. Sigue atento.

BLANCA: los animales, esos que cruzan las autovías como nunca antes, es lo que menos me preocupa: mi hermana Aurelia sigue sin aparecer. Faustino y yo no hemos dado con ella.

VIENTOS DE LOCURA: la verdad está en la bola del mundo, un poco más abajo, a la derecha…