domingo, 26 de junio de 2011

POCO TIEMPO PARA ESCRIBIR

Pues sí, estaban montando un ejército, la Guardia del Chi, lo llaman.
No sé si tienen o no tienen el Nuiz del que hablan en otros blogs... pero se le parece bastante. Hay al menos tres maestros que, por lo que he visto, te pueden dar un puñetazo sin llegar a tocarte. Es el Chi. Son unos 400 artistas marciales de entre 14 y 60 años. Algunos han tenido que renunciar al juramento de la mano vacía; otros de todos modos ya entrenaban con naginata, espada o nunchakus. Es... sigo estando impresionado.
Estamos con ellos y están enseñando a Nofaustino a manejar su espada que, al parecer, es como el puto ferrari de las espadas. Espiga de arroz. Parece que canta cuando la mueven rápido.
Ayer por la tarde decidimos en asamblea abandonar el centro comercial. Hay gente que ha preparado comida para viaje, llevamos cosas para filtrar agua; joder, hemos saqueado el maldito Capitán Tapioca. Claudia y los otros se sienten un poco fuera de lugar. No ayudo mucho que Nofaustino dijera que todo ejército que se precie lleva un séquito de pajes y prostitutas. Lo decía por su ex, claro está.
Nofaustino parece cada vez menos interesado en escribir y, de hecho, ahoro mismo yo cargo con los dos portátiles, las baterías y mi violín. Él va con la espada hablando con los líderes y dándose aires.
Pues hemos decidido en comité abandonar el centro comercial por la simple lógica de que es un sitio tranquilo en el que, seguramente, no hacemos falta.
Como decía, se trata de un ejército de gente que, dede pequeña, soñaba con ser Bruce Lee, Batman o Morfeo en Matrix. Así que no creo que nos escondamos de los problemas.
Me temo que vamos a por ellos.

1 comentario:

La Perfida Canalla dijo...

Si, tiene toda la pinta de que os vais a enfrentar a ellos
Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita